JUST DO IT #3
RESPIRA PROFUNDO Y RECUPERA TUS FUERZAS.

Filipensess 2:13 (NVI)
13 pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.

Dios pone el deseo o querer de algo y también nos las fuerzas para actuar.

¿Qué es lo que necesitamos para pasar del “querer” al “hacer”?

FUERZAS: físicas pero principalmente emocionales y espirituales.

LAS FUERZAS QUE DIOS NOS DA SON SUFICIENTES PARA ALCANZAR LO QUE QUEREMOS.

¿Por qué algunas veces no logramos lo que queremos?

¿Qué pasa?

“PERDEMOS EL AIRE, PERDEMOS LAS FUERZAS” y está bien, es normal.

¿Quién de ustedes se ha quedado sin gasolina en su carro?

ALGUNAS VECES TE QUEDAS SIN GASOLINA (fuerzas)

¿QUÉ CREES QUE ESTÁ CONTAMINANDO TUS FUERZAS HOY?

Ejemplos:
¿que hiciste o comenzaste que has dejado a medias o a punto de hacerlo?
¿Restaurar tu familia, mejorar tus finanzas o salud ?

Hay una Historia en la Biblia en la que vamos a aprender como proteger nuestras fuerzas.

Nehemias era un Judio expatriado quien trabajaba como copero del Rey Artajerjes.
Nehemias se enteró que sus hermanos que habían regresado a Jerusalem la estaban pasando mal porque los muros de la ciudad estaban destruidos y las puertas de la ciudad quemadas.

  • MUROS = PROTECCIÓN.
    PUERTAS = CONTROL.
    Nehemias decidió hacer algo al respecto.Nehemias recibió el apoyo del Rey y fue a la ciudad y también recibió el apoyo de sus hermanos judíos.

    “SIEMPRE SE NECESITA A ALGUIEN QUE ESTÉ DISPUESTO A HACER ALGO PARA QUE ACTIVE UN CAMBIO”.

    Comenzaron la labor…

    Nehemiah 2:18 (NVI)
    18 Entonces les conté cómo la bondadosa mano de Dios había estado conmigo y les relaté lo que el rey me había dicho. Al oír esto, exclamaron: -¡Manos a la obra!
    Y unieron la acción a la palabra.

    TODO IBA BIEN…PERO…

    Nehemiah 4:6-10 (NVI)
    6 Continuamos con la reconstrucción y levantamos la muralla hasta media altura, pues el pueblo trabajó con entusiasmo. 7 Pero cuando Sambalat y Tobías, y los árabes, los amonitas y los asdodeos se enteraron de que avanzaba la reconstrucción de la muralla y de que ya estábamos cerrando las brechas, se enojaron muchísimo 8 y acordaron atacar a Jerusalén y provocar disturbios en ella. 9 Oramos entonces a nuestro Dios y decidimos montar guardia día y noche para defendernos de ellos.
    10 Por su parte, la gente de Judá decía:
    «Los cargadores desfallecen,
    pues son muchos los escombros;
    ¡no vamos a poder
    reconstruir esta muralla!»

    ¿Qué pasó?

    Dejaron que sus fuerzas, sus ganas,  ánimo se contaminara.

    ALGUNAS VECES NO TE FALTAN FUERZAS EN EL CUERPO SINO EN EL ALMA.

    ¿Cuándo era mayor el trabajo al principio o la mitad? Claramente AL PRINCIPIO.

    NO DEJES QUE LO QUE OTROS DIGAN O PIENSEN CONTAMINE TUS FUERZAS.

    Comenzando por el diablo, pero también personas que no quieren o no les interesa verte bien.
    Hay personas a las que no vale la pena oir.
    Hay muchas personas que se alegran con tus victorias y otras se alegran con tu derrota.
    Hay personas que van a estar contigo mientras te vaya mal porque no soportan que te vaya bien.
    No puedes dejar que las burlas y amenazas contaminen tus Fuerzas.

    ¿Qué hay que hacer?

    RESPIRA PROFUNDO Y RECUPERA TUS FUERZAS.

    NEHEMIAS HABLÓ…

    Nehemiah 4:14-17 (NVI)
    14 Luego de examinar la situación, me levanté y dije a los nobles y gobernantes, y al resto del pueblo: «¡No les tengan miedo! Acuérdense del Señor, que es grande y temible, y peleen por sus hermanos, por sus hijos e hijas, y por sus esposas y sus hogares.»
    15 Una vez que nuestros enemigos se dieron cuenta de que conocíamos sus intenciones y de que Dios había frustrado sus planes, todos regresamos a la muralla, cada uno a su trabajo. 16 A partir de aquel día la mitad de mi gente trabajaba en la obra, mientras la otra mitad permanecía armada con lanzas, escudos, arcos y corazas. Los jefes estaban pendientes de toda la gente de Judá.
    17 Tanto los que reconstruían la muralla como los que acarreaban los materiales, no descuidaban ni la obra ni la defensa.

    TIENES QUE SEGUIR AVANZANDO DEFENDIENDO TUS FUERZAS.
    Respira profundo y Renueva Tus Fuerzas.

    Isaías 40:31 (NVI)
    31 pero los que confían en el SEÑOR
    renovarán sus fuerzas;
    volarán como las águilas:
    correrán y no se fatigarán,
    caminarán y no se cansarán.

    Debes ser como las águilas que vuelan alto y nada las detiene. Llegan a una etapa de su vida en la que se renuevan a si mismas.

    Dios quiere renovar tus fuerzas.
    ¿Que necesitas hacer?
    Tu tiempo devocional.
    Tu día de reposo.
    Etc.