“UNO CON TU FAMILIA”

SEMANA #2: “UNO CON TU FAMILIA”

“Únete Con Tu Familia”.

 

Efesios 3:14-15 (NVI) 14 Por esta razón me arrodillo delante del Padre, 15 de quien recibe nombre toda familia en el cielo y en la tierra.

  • El regalo más valioso que Dios te ha dado en la tierra es tu familia, esfuérzate para unirte más a ella cada día.
  • Dios fue quien escogió cada detalle de tu vida, los rasgos de tu cuerpo y tu carácter, el país donde naciste, también escogió a tu familia.
  • Dios le dio nombre a tu familia, en otras palabras, nada es un accidente o casualidad, tus padres fueron escogidos por Dios, también tus hermanos, tus hijos, etc.
  • Si esto es una realidad debes tomar la decisión de agradecerle a Dios por tu familia y dar lo mejor de ti para fortalecer a tu familia.
  1. UNA FAMILIA UNIDA CON DIOS ESTÁ SEGURA.

Salmos 127 (TLA)

1 Si Dios no construye la casa, de nada sirve que se esfuercen los constructores. Si Dios no vigila la ciudad, de nada sirve que se desvelen los vigilantes. 2 De nada sirve que ustedes se levanten muy temprano, ni que se acuesten muy tarde, ni que trabajen muy duro para ganarse el pan; cuando Dios quiere a alguien, le da un sueño tranquilo. 3 Los hijos que tenemos son un regalo de Dios. Los hijos que nos nacen son nuestra recompensa. 4 Los hijos que nos nacen cuando aún somos jóvenes, hacen que nos sintamos seguros, como guerreros bien armados. 5 Quien tiene muchos hijos, bien puede decir que Dios lo ha bendecido. No tendrá de qué avergonzarse cuando se defienda en público delante de sus enemigos.

  • Este salmo es conocido como el salmo de la familia.
  • Aquí recibimos consejos prácticos para el éxito familiar:
  • Edificar la familia basados en Dios.
  • Confiar en la protección de Dios.
  • Esforzarnos bajo la nube de la fe en Dios como proveedor.
  • Desarrollar una relación saludable con los hijos.
  1. TODO COMIENZA CON UN PACTO DE AMOR.

Génesis 2:22-25 (NVI)

22 De la costilla que le había quitado al hombre, Dios el SEÑOR hizo una mujer y se la presentó al hombre, 23 el cual exclamó: «Ésta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Se llamará “mujer” porque del hombre fue sacada.» 24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser. 25 En ese tiempo el hombre y la mujer estaban desnudos, pero ninguno de los dos sentía vergüenza.

  • La primera pareja sobre la faz de la tierra nos da la imagen espiritual de lo que es un matrimonio.
  • Dios saco del hombre la esencia de la mujer, al hombre le costó parte de su ser el tener mujer.
  • De acuerdo al plan de Dios una pareja es una unidad indivisible (UN SOLO SER).
  • La mujer fue literalmente sacada del hombre y era hueso de sus huesos y carne de su carne.
  • Esta unidad era indivisible y una figura del plan de Dios para el matrimonio.
  • La convivencia matrimonial es un arte que podemos resumir en dos palabras: AMOR Y RESPETO.
  • La mujer necesita sentirse amada y el hombre necesita sentirse respetado.
  1. AGRADECELE A DIOS POR EL REGALO DE TUS HIJOS.

Salmos 127

3 Los hijos que tenemos son un regalo de Dios. Los hijos que nos nacen son nuestra recompensa.

  • Los hijos son un regalo de Dios, una recompensa, por haber seguido el modelo divino para la familia. (La unión entre un hombre y una mujer).
  • Los hijos son como hojas en blanco sobre las cuales los padres escribimos, por eso debemos asegurarnos en formarlos bien, en el camino seguro que es el camino de Dios.
  • La verdad es que no hay hijos perfectos, debemos aprender a amarlos y a aceptarlos, manteniendo clara nuestra misión en sus vidas como sus formadores.

 

  1. HONRA A TUS PADRES Y ASEGURA TU FUTURO.

Efesios 6:1-3 (NVI)

1 Hijos, obedezcan en el Señor a sus padres, porque esto es justo. 2 «Honra a tu padre y a tu madre -que es el primer mandamiento con promesa- 3 para que te vaya bien y disfrutes de una larga vida en la tierra.»

  • Según el diccionario honrar es mostrar respeto y consideración.
  • Dios no pide o sugiere que los hijos honren a sus padres, sino que lo manda.
  • Lo manda porque hay un honor y un respeto especial que Dios espera entre las personas que comparten la misma sangre.

 

  1. USA EL PODER QUE HAY EN PERDONAR.

Mateo 6:12 (NTV)

12 y perdónanos nuestros pecados, así como hemos perdonado a los que pecan contra nosotros.

  • Si hay algo que una familia se necesita constantemente es el perdón.
  • Es normal que en la convivencia se produzcan conflictos y diferencias, debemos estar dispuestos y listos para perdonar y pedir perdón.
  • Recuerda que Dios te perdona en la medida en la que tu perdonas.
  • Cuando perdonas eres libre.

 “CUANDO UNA FAMILIA ESTA UNIDA PUEDE VIVIR PARA SERVIR AL PROPOSITO DE DIOS”.