Amada familia de COMMUNITY,

Queremos bendecirte y declarar que las promesas de Nuestro Dios y Padre Celestial se cumplirán a plenitud en tu vida y en la de tu familia. Hoy quiero presentarte la oportunidad de provocar en Fe la provisión sobrenatural de Dios para tu familia y para nuestra iglesia.

Hace algunas semanas fuimos impactados por el huracán Irma. Hoy podemos dar gracias que la mano de Dios estuvo con nosotros, y aunque el huracán se desvió debido a fuertes vientos y a la cantidad de lluvia acumulada en nuestra zona, nuestros edificios fueron afectados y sufrieron daños estructurales considerables, principalmente el edificio de nuestro templo mayor.

Inmediatamente después del huracán se tomaron todas las medidas para que nuestro funcionamiento diario se afectara lo menos posible y pudiéramos continuar con nuestras actividades administrativas, servicios de celebración y actividades semanales. Gracias a Dios hemos podido funcionar a nivel general normalmente, solo tuvimos que clausurar algunas áreas de nuestras instalaciones y reorganizar la distribución de los salones de Iglekids y UpYouth (middle school). Además, entramos en contacto con nuestra compañía de seguro, para comenzar los trámites de necesarios para restaurar totalmente nuestras instalaciones. Después de semanas de evaluación, inspecciones y trabajos iniciales de
mitigación, ya tenemos un panorama general de lo que tenemos que hacer para que la Casa de Dios sea restaurada a su totalidad.

Adicionalmente, a la necesidad inmediata de restaurar nuestras instalaciones, también se acerca el tiempo del refinanciamiento de nuestros edificios. En el mes de marzo del 2018, después de 10 años, se cumple el tiempo para comenzar un nuevo periodo de financiamiento bancario. Este nuevo paso de fe requiere también que preparemos la provisión para los gastos de cierre del nuevo financiamiento.

Hoy podemos testificar y celebrar que siempre que hemos tenido desafíos de fe, como el que tenemos frente a nosotros, Dios siempre ha prosperado a las familias de nuestra iglesia y ha provisto para Su Casa. Los milagros financieros siempre se activan cuando ponemos nuestra fe en acción. Sabemos que cuando nos unimos para restaurar, construir o renovar la casa de Dios sus bendiciones nos alcanzan. Por eso declaramos que estamos: UNIDOS POR NUESTRA CASA.

Prepárate para una nueva aventura de fe y resultados extraordinarios.

Tus Pastores David y Penny Rivera.

QUÉ QUEREMOS LOGRAR

1- LA RESTAURACIÓN COMPLETA DE NUESTROS EDIFICIOS.

Después de evaluaciones e inspecciones, los expertos llegaron a la conclusión que es necesario cambiar
completamente el techo del templo mayor y hacer reparaciones preventivas en el techo del templo menor.
Necesitamos restaurar paredes y algunos pisos del perímetro del templo mayor, tanto del segundo piso
como del primer piso. Además de restaurar las paredes y pisos del primer piso del área este del templo
menor. Adicionalmente, tenemos que restaurar y cambiar algunas ventanas tanto del templo mayor
como del templo menor. También es necesario cambiar 7 unidades de aire acondicionado del templo
mayor las cuales sufrieron daños por causa del huracán.

2- EL REFINACIEMIENTO DE NUESTROS EDIFICIOS

En el 2001 y en el 2004 respectivamente, nuestra iglesia dio el paso de fe de comprar los edificios del
templo menor y del templo mayor, a través de financiamientos privados. En el 2008 se consolidaron los
financiamientos en un solo préstamo bancario con un periodo de vencimiento de 10 años. Todo esto fue
posible gracias a la fe y la siembra de los miembros de nuestra iglesia, que creyeron para juntos dar este
paso de conquista. El vencimiento del actual financiamiento es marzo del 2018, fecha en la cual tenemos
que adquirir un nuevo financiamiento. Confiamos en que para ese tiempo los edificios estarán totalmente
restaurados y que lo único necesario para adquirir el financiamiento será la provisión para los gastos de
cierre.

CÓMO LO VAMOS A LOGRAR

En los múltiples desafíos de fe anteriores hemos logrado superar las metas que nos propusimos
y pudimos ver realizados todos los proyectos que visionamos. Nuestra meta actual comparada
con las anteriores es totalmente alcanzable si nos unimos una vez más como un equipo de fe
para lograrla.

NUESTRO PLAN:

Realizar una campaña de ofrendas especiales y promesas de fe por 5 meses: desde noviembre del
2017 a marzo del 2018. Este plan nos permitirá a todos alcanzar metas cortas mensuales que nos
lleven a alcanzar nuestro objetivo total para el mes de marzo del 2018. Esta campaña la hemos
llamado: “UNIDOS POR NUESTRA CASA”, ya que nos estamos uniendo en beneficio de la Casa
De Dios. Siendo noviembre el mes de inicio de nuestra campaña, creemos que la semana de
Acción De Gracias es un tiempo ideal para activar nuestra fe, mostrándole a Dios nuestra gratitud
y nuestra confianza en su provisión sobrenatural para alcanzar nuestra meta. Estaremos recibiendo
las primeras ofrendas especiales y promesas de fe a partir del domingo 19 de noviembre durante
nuestros servicios regulares y el jueves 23 de noviembre en nuestros servicios especiales de Acción
De Gracias.

Sabemos que no todos tenemos el mismo potencial financiero, pero todos si podemos apoyar y
sacrificarnos al mismo nivel para lograr nuestra meta. Como lo hemos declarado antes, para Dios
el monto de tu ofrenda no es lo más importante, sino lo que ésta significa para ti de acuerdo a la
etapa financiera que estás pasando.

Recuerda que tu participación en este reto es totalmente voluntaria, pero también muy necesaria
para que podamos restaurar juntos la Casa De Dios.