“UNA VIDA DE GRATITUD”.

Es muy agradable convivir con una persona agradecida, alguien que a pesar que haya cosas que no estén bien, aprende a ver lo que si está bien, una persona que aprende a reconocer lo que si tiene en lugar de enfocarse en lo que no tiene.

“A DIOS LE AGRADA QUE SUS HIJOS VIVAN AGRADECIDOS POR SU BONDAD”.

¿Qué es una vida de gratitud?

ES HECHOS MÁS QUE DECIR GRACIAS

Según las estadísticas parece que en un día damos las gracias más de veinte veces. En todas sus variantes: cara a cara, por teléfono, por correo electrónico, con SMS. Muchas de esas veces lo hacemos automáticamente, sin darnos cuenta. Pero la cuestión que hoy nos ocupa es hacernos la siguiente pregunta: ¿cuántas veces de todas esas mostramos verdad gratitud?

En verdad, hay una gran diferencia entre dar las gracias y mostrar nuestro agradecimiento. Dar las gracias es una respuesta automática, espontánea, un convencionalismo social que por educación y por cordialidad hacemos habitualmente. Es una expresión que la mayoría de las veces se convierte en un mero “formalismo”.

Hay muchos “gracias” que saben a pura hipocresía, de esos que con solo oírlos ya sabemos que no cuentan con la más mínima intención de gratitud real. Estos últimos son precisamente los que deberíamos evitar a toda costa.

La utilización automática de la palabra “gracias” la ha vaciado de contenido. Debemos encontrar otras formas con el fin de mostrar a las personas nuestro sentimiento de agradecimiento auténtico.

“Hay una gran diferencia entre dar gracias y ser alguien agradecido.

Dar gracias es bueno, ser agradecido es ser sabio (Inteligencia espiritual)”.

GRATITUD ES:

Sentimiento de estima y disposición al reconocimiento que una persona tiene hacia quien le ha hecho un favor o prestado un servicio, por el cual desea corresponderle.

“GRATITUD ES UNA DISPOSICIÓN A RECONOCER UN FAVOR O BIEN RECIBIDO EL CUAL SE DESEA SER CORRESPONDIDO”.

EL HÁBITO DE LA GRATITUD:

La gratitud es una actitud que puede crecer y fortalecerse, no es simplemente una decisión final.

“La meta es que tu gratitud se convierta en un hábito”.

“El ser agradecido te puede cambiar desde un día hasta una vida completa.”— Margaret Cousins

GRATITUD ES MÁS QUE PALABRAS ES ACCIÓN:

Salmos 100:4-5 (NVI)

4 Entren por sus puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su nombre. 5 Porque el SEÑOR es bueno y su gran amor es eterno; su fidelidad permanece para siempre.

“DEBEMOS DESARROLLAR EL HÁBITO DE LA GRATITUD”.

La gratitud no puede ser una actitud de un día al año, debe ser una actitud consistente.

“Necesitamos ser agradecidos todos los días”.

DEBO SER AGRADECIDO POR LO QUE HE RECIBIDO.

Salmos 103:1-5 (NVI)

1 Alaba, alma mía, al SEÑOR; alabe todo mi ser su santo nombre. 2 Alaba, alma mía, al SEÑOR, y no olvides ninguno de sus beneficios. 3 Él perdona todos tus pecados y sana todas tus dolencias; 4 él rescata tu vida del sepulcro y te cubre de amor y compasión; 5 él colma de bienes tu vida y te rejuvenece como a las águilas.

“Cuando empecé a contar mis bendiciones, mi vida cambió”.— Willie Nelson

“Si eres agradecido con lo que tienes, generarás más. En cambio, si te concentras en lo que no, jamás tendrás lo suficiente”.— Oprah Winfrey

Dar gracias por lo que has recibido es relativamente fácil, lo que no es fácil es demostrar con acciones gratitud.

“NO PUEDES SER INGRATO CON LO QUE DIOS  YA HIZO POR TI”.

Lucas 17:11-19 (NVI)

11 Un día, siguiendo su viaje a Jerusalén, Jesús pasaba por Samaria y Galilea. 12 Cuando estaba por entrar en un pueblo, salieron a su encuentro diez hombres enfermos de lepra. Como se habían quedado a cierta distancia, 13 gritaron: -¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros! 14 Al verlos, les dijo: -Vayan a presentarse a los sacerdotes. Resultó que, mientras iban de camino, quedaron limpios. 15 Uno de ellos, al verse ya sano, regresó alabando a Dios a grandes voces. 16 Cayó rostro en tierra a los pies de Jesús y le dio las gracias, no obstante que era samaritano.17 -¿Acaso no quedaron limpios los diez? -preguntó Jesús-. ¿Dónde están los otros nueve? 18 ¿No hubo ninguno que regresara a dar gloria a Dios, excepto este extranjero? 19 Levántate y vete -le dijo al hombre-; tu fe te ha sanado.

“Si una persona no es agradecida con lo que tiene ahora, difícilmente lo será cuando lo obtenga”. — Frank A. Clark

“Que la gratitud sea la almohada a la hora de recostarte y la fe el puente que pase por encima de la maldad y el que le de entrada a lo bueno”.— Maya Angelou

DEBO SER AGRADECIDO POR LO QUE ESPERO RECIBIR.

Filipenses 4:6 (RVR1960)

6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

  • Pídele a Dios y luego dale gracias.
  • Demostrarle gratitud a Dios (acciones de gracias) requiere fe, porque estás dando gracias sin haber recibido lo que has pedido.
  • Dios se agrada más en la gratitud anticipada que en la súplica preocupada.

“LAS ACCIONES DE GRACIAS ANTICIPADAS AGRADAN A DIOS POR QUE REQUIEREN FE, Y LA FE AGRADA A DIOS”

“Muchas veces oramos por desesperación y no por la fe”.

Pastor Cash Luna.

  • La gratitud anticipada dará su fruto tarde o temprano.

“LA LEY DE LA ACUMULACIÓN”

Acumular:

Juntar o añadir una cosa a otra que contribuye al mismo efecto.

Si haces algo consistentemente, al cabo de un tiempo te darás cuenta de que acumulaste y fortaleciste tu propósito. Si ahorras un dólar cada día en un año tendrás 365. No te diste cuenta, pero juntaste mucho dinero haciendo pequeños esfuerzos cada día.

CUANDO ESTAS EN MOMENTO DE ANGUSTIA DIOS ENTIENDE TU PETICIÓN.

Salmos 30:10-12 (NVI)

10 Oye, SEÑOR; compadécete de mí. ¡Sé tú, SEÑOR, mi ayuda! 11 Convertiste mi lamento en danza; me quitaste la ropa de luto y me vestiste de fiesta, 12 para que te cante y te glorifique, y no me quede callado. ¡SEÑOR mi Dios, siempre te daré gracias!