SEMANA 3: “UNO CON TU IGLESIA”.

“Conéctate con tu familia espiritual”.

Mateo 16:18-19 (NVI)

18 Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella.

 El ambiente espiritual más seguro para que tú y tu familia puedan desarrollarse integralmente es la iglesia de Jesucristo. David S Rivera.

 

Día #15: “UNO CON LA IGLESIA DE CRISTO”.

Efesios 1:22-23 (NVI)

22 Dios sometió todas las cosas al dominio de Cristo, y lo dio como cabeza de todo a la iglesia. 23 Ésta, que es su cuerpo, es la plenitud de aquel que lo llena todo por completo.

 La iglesia es tan importante para Jesucristo, el hijo de Dios, que El dio su vida por ella (Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella. Efesios 5:25b NVI). El la ama y su deseo es que florezca y esté llena de plenitud. Según el diccionario “iglesia” es el grupo de personas que profesan una misma fe y practican una misma religión. Pero de acuerdo a la Biblia, iglesia es el grupo de personas que han confiado en Jesús como Salvador, han decidido seguirlo extendiendo su amor en la tierra. Si tú has creído en Jesús y has decidido seguirlo eres parte de su iglesia y Él cuenta contigo.

De acuerdo con la Biblia la iglesia es el cuerpo de Cristo y tú eres uno de los miembros de ese cuerpo. Para que puedas desarrollarte espiritualmente, necesitas estar conectado a tu iglesia y cumplir tu función. Conectado a tu iglesia puedes recibir todos los beneficios que en ella te brinda. Recuerda Jesucristo dio su vida por su iglesia ¿Cuán importante es para ti la iglesia de Jesucristo? ¿Qué estás dispuesto a hacer por ella? ¡Hoy es tu oportunidad de dar un paso de compromiso en tu caminar con Dios y ser UNO con tu iglesia!

 

Día #16: “UNO CON TUS HERMANOS EN LA FE”.

Gálatas 6:10 (NVI)

10 Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.

Hay un dicho común entre los cristianos: “Si Dios es tu padre, tu y yo somos hermanos”. Esta declaración tiene mucha verdad ya que por tu fe en Jesucristo fuiste adoptado como hijo de Dios, al mismo tiempo fuiste hecho parte de la familia de Dios y recibiste muchos hermanos espirituales. La verdad es que tienes hermanos espirituales por todas partes del mundo, pero el desafío más grande es el lograr ser UNO con los hermanos de tu misma iglesia.

No podemos negar la imperfección de la iglesia, y la razón es muy sencilla, la iglesia está formada de seres humanos imperfectos (recuerda que tú también eres uno de ellos).  Esta es una gran oportunidad para aprender a superar las diferencias y unirte con tus hermanos en la fe por encima de cualquier obstáculo. Primero debes aceptarlos con todo y sus defectos (así preparas el camino para que te acepten a ti), luego debes disponerte a dar lo mejor de ti en tu relación con ellos sabiendo que nos necesitamos los unos a los otros y que todos podemos mejorar a través de nuestra convivencia en amor (El hierro se afila con el hierro, y el hombre en el trato con el hombre. Proverbios 27:17 NVI). ¡Decide hoy conectarte y hazte UNO con tus hermanos de la fe!

 

Día #17: “UNO CON TUS LÍDERES ESPIRITUALES”

Hebreos 13:17 (MSG)

17 Sé receptivo a tus líderes pastorales. Escucha sus consejos. Están alertas a la condición de sus vidas y trabajan bajo la estricta supervisión de Dios. Contribuya a la alegría de su liderazgo, no a su trabajo pesado. ¿Por qué querrías hacer las cosas más difíciles para ellos?

El Señor Jesucristo estableció un plan para asegurar el orden, desarrollo y crecimiento de su iglesia en la tierra. Su plan incluía establecer líderes espirituales que cumplieran la tarea de abrirle el camino hacia el crecimiento y cumplimiento de su propósito a los hijos de Dios. En la Biblia encontramos la comparación de la labor de los líderes espirituales con el trabajo de los pastores de ovejas, quienes son responsables de alimentar a su rebaño y protegerlo de los peligros. De la misma manera dentro de la iglesia hay un grupo de hijos de Dios que han aceptado el llamado de guiar y velar por el crecimiento de sus hermanos espirituales, llamado que requiere un profundo compromiso. El liderazgo espiritual es una experiencia de muchas emociones, ya que implica el compartir la vida con otros, es estar en sus buenos momentos y en los no tan buenos. Guiar a otros a crecer espiritualmente es una tarea que requiere una gran dosis de paciencia. Si esto es así facilita y apoya el trabajo de tus líderes espirituales, el más beneficiado serás tu porque ellos podrán hacer una mejor labor. ¡Decide hoy ser UNO con tus líderes y pastores!

 

Día #18: “UNO CON LA MISIÓN DE TU IGLESIA”.

Mateo 28:19-20 (NVI)

19 Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

La misión de la iglesia va más allá de la salvación de las personas de esta tierra (lo que logran arrepintiéndose de sus pecados y confiando en Jesucristo como Salvador). Este plan es también que los nuevos hijos sean transformados a la imagen de Jesucristo. Esta transformación es un proceso intencional y continuo, el cual requiere el aprendizaje y la obediencia a la voluntad de Dios. Jesús le llamo a esta transformación “el negarse a uno mismo” (Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo. Mateo 16:24 NVI). Para un discípulo, Dios no es un área importante de su vida, Él es lo más importante de su existencia. La vida de un discípulo gira alrededor de Dios y su obra en esta tierra. Esto incluye sus prioridades, su tiempo y sus recursos. Jesús te está llamando hoy a ser su discípulo, tu meta es llegar al momento en tu vida en el que le puedas decir a Dios Padre: “Cuenta con todo lo que soy y con todo lo que tengo”. Jesús prometió acompañar cada día de sus vidas a aquellos que se rindieran a su propósito. ¡Decide hoy ser UNO con la misión de Dios!

 

Día #19: “UNO CON EL SERVICIO”

Gálatas 5:13 (NVI)

13 Les hablo así, hermanos, porque ustedes han sido llamados a ser libres; pero no se valgan de esa libertad para dar rienda suelta a sus pasiones. Más bien sírvanse unos a otros con amor.

Tu caminar en Cristo te da la oportunidad de vivir de una manera diferente, siendo una de las oportunidades el desarrollar el hábito de servir. Según el diccionario servir es ayudar o trabajar para alguien de manera voluntaria, pero también el diccionario define el servir como adoración a Dios. Ciertamente una de las muestras de devoción a Dios es estar dispuesto a ayudar a los demás, especialmente a los de la familia de Fe. Jesús bajo desde el cielo con una actitud de servidor y Él es nuestro modelo a seguir (Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos. Marcos 10:45 NVI). Cada semana tu iglesia desarrolla una gran labor para crear un ambiente de adoración y para darle la oportunidad a personas nuevas a que tengan un encuentro con Jesús como salvador. Esta es tu oportunidad para servirle a Dios con tus dones y talentos. Recuerda no hay tarea menos importante que otra, ni servidor más importante que otro, todos se complementan y juntos hacen posible el sueño de Dios cada semana. ¡Si ya sirves en tu iglesia, felicitaciones, y si no, toma hoy la decisión de ser UNO con el servicio!

 

Día #20: “UNO CON EL PROPÓSITO”.

1 Corintios 1:10 (NVI)

10 Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito.

Según el diccionario, la palabra propósito significa objetivo, fin o aspiración de lo que se quiere lograr. La iglesia de Jesucristo tiene propósitos claros y definidos. La iglesia es la representación directa del Reino de los Cielos en la tierra (es su embajada), y Jesucristo realiza sus planes en la tierra y cumple los propósitos divinos a través de ella. Según la palabra de Dios la iglesia cumple cinco propósitos principales: Adoración, comunión, evangelización, discipulado y servicio. Cada iglesia cumple de una manera diferente estos propósitos (no hay iglesia mejor que otra, solo son diferentes). Debemos respetar y apreciar el trabajo que hacen las demás iglesias a nuestro alrededor y buscar una relación armoniosa con ellas. De la misma manera, debemos aprender a valorar el trabajo único que realiza nuestra iglesia en el cumplimiento de los propósitos de Dios. Debes buscar los puntos de unidad y no enfocarte en las diferencias. Debes evitar los chismes, las intrigas y las divisiones, lo cual debilita a tu iglesia (Pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia, porque somos miembros de su cuerpo. Efesios 5:29-30 NVI). ¡Conéctate a tu iglesia y hazte UNO con el cumplimiento de los propósitos de Dios!

 

Día #21: “UNO CON EL CRECIMIENTO”.

Hechos 9:31 (NVI)

31 Mientras tanto, la iglesia disfrutaba de paz a la vez que se consolidaba en toda Judea, Galilea y Samaria, pues vivía en el temor del Señor. E iba creciendo en número, fortalecida por el Espíritu Santo.

 Jesús les encomendó a sus discípulos (la iglesia) la tarea de reproducir lo que Él había hecho en ellos en todas las naciones de la tierra. Su obediencia a esta misión es lo que ha permitido que las buenas noticias de salvación se hayan extendido de generación en generación por casi todos los rincones de la tierra. Esta tarea no es exclusiva de los pastores y líderes espirituales, es una responsabilidad de todos los hijos de Dios. El primer paso es hacer un compromiso serio de compartir tu fe con otras personas, debes superar el temor de contarles acerca de la decisión que un día tomaste de confiar en Jesucristo como Salvador. Esto abrirá la puerta para que ellos puedan obtener la salvación que tu un día recibiste. El siguiente paso es buscar y estar alerta a las oportunidades para invitar personas a tu iglesia. Las personas están esperando que alguien les hable de Dios (¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? Romanos 10:14 NVI). Si invitas personas a la iglesia, les das la oportunidad de escuchar el mensaje de salvación y vida eterna que cambiará sus vidas para siempre. ¡Da el paso hoy y se UNO con el crecimiento de tu iglesia!