Una ves mas se Dios nos respaldo y junto al aporte de toda COMMUNITY y algunas empresas que se unieron, pudimos repartir más de 4000 sonrisas. Es emocionante poder ver la cara de niños de bajos recursos sonriendo con un regalo que los ilusiona. Muchos llegaron descalzos y sin comer y se fueron con más que un juguete o un caramelo. Se fueron con Jesús en su corazón y con la seguridad que en su futuro hay esperanza para mejorar y vivir una realidad diferente. Llegamos a países como: Colombia, Cuba, Panamá, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y por supuesto el sur de la Florida entre otros. Sinceramente gracias a todos los que se unieron y creyeron es este hermoso proyecto. Ya nos estamos preparando para subir nuestra meta el próximo año. Contamos contigo.