LOS PERDIDOS Y ENCONTRADOS

 “LOS PERDIDOS Y ENCONTRADOS”

Dios está interesado en conquistar nuestros corazones.

Para que te conviertas en uno que le ayuda a Él a conquistar otros corazones.

Lucas 19:10 (NVI)

“Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.”

Buscamos conquistar el corazón de las personas, pero no siempre dejamos que Dios conquiste nuestros corazones.

La razón por la cual Dios quiere conquistarnos el corazón es para poder amarnos y para enseñarnos que Sus planes que son mejores que los nuestros porque son eternos.

PARABOLA DE LA OVEJA PERDIDA

Lucas 15:1-7 (NVI)

1 Muchos recaudadores de impuestos y pecadores se acercaban a Jesús para oírlo, 2 de modo que los fariseos y los maestros de la ley se pusieron a murmurar: «Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos.» 3 Él entonces les contó esta parábola: 4 «Supongamos que uno de ustedes tiene cien ovejas y pierde una de ellas. ¿No deja las noventa y nueve en el campo, y va en busca de la oveja perdida hasta encontrarla? 5 y cuando la encuentra, lleno de alegría la carga en los hombros 6 y vuelve a la casa. Al llegar, reúne a sus amigos y vecinos, y les dice: “Alégrense conmigo; ya encontré la oveja que se me había perdido.” 7 Les digo que así es también en el cielo: habrá más alegría por un solo pecador que se arrepienta, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  1. SIGUE LOS PASOS DE JESÚS Y AMA A LOS QUE ESTÁN PERDIDOS.
  • Esta historia se refiere a la actitud que Jesús tenía con “los pecadores”
  • Los pecadores (conocidos como inmorales)
  • Los publicanos (conocidos como ladrones)
  • Los religiosos lo criticaban por eso.
  • Jesús tenía en gran estima a los pecadores y publicanos,
  • En la parábola, este hombre consideraba de mucho valor a la oveja perdida (que quizá se había perdido por desobediente o por distraída), para dejar las otra 99 – e intencionalmente ir a buscar a una.
  • Cuando perdemos algo, SOLAMENTE lo BUSCAMOS si lo consideramos realmente valioso o importante.
  • Todos necesitamos aprender de Jesús la actitud para relacionarnos con los que aún no han tenido un encuentro con Él como Salvador.
  • Debemos aprender a darle valor a las personas que parece que no valen la pena, ¡para Jesús TODOS VALEN LA PENA!

¿Para ti tienen valor e importancia los perdidos?

TIENES QUE SER DILIGENTE CUIDANDO LO QUE TIENES

CUANDO TE DAS CUANTA QUE HAS PERDIDO ALGO

DEBES TENER SENTIDO DE URGENCIA PARA RECUPERARLO

4 «Supongamos que uno de ustedes tiene cien ovejas y pierde una de ellas. ¿No deja las noventa y nueve en el campo, y va en busca de la oveja perdida hasta encontrarla?

  • Debes identificar al que está perdido.
  • Debes salir a buscar con urgencia al que está perdido, aunque dejes de ponerle atención por un tiempo a los que no lo están.
  • Debes buscar al perdido hasta encontrarlo.
  • Una vez encuentres al perdido hay que celebrar, no es momento para regaños y juicios es tiempo de alegría.

¿Quién de los que tienes cerca está perdido?

DEFINAMOS LO QUE ES ESTAR PERDIDO:

Definición de perdido:

Que no tiene dueño conocido o destino determinado.

UNA PERSONA PERDIDA ES ALGUIEN QUE NO TIENE DUEÑO O DESTINO DETERMINADO

  • ¿Padres, Alguno de tus hijos está perdido?
  • ¿Líderes, Alguno de tus discípulos está perdido?
  • ¿Amigos, Alguno de tus amigos está perdido?
  • ¿Seguidor de Jesús, hay personas a quienes podrías encontrar?

HAY URGENCIA EN SALIR A BUSCAR A LOS QUE ESTÁN SIN DESTINO, PORQUE DIOS TIENE UNO PARA ELLOS

  1. LA CLAVE ESTÁ EN LA PERSEVERANCIA

“y va en busca de la oveja perdida hasta encontrarla”.

  • La clave está en no renunciar hasta encontrar al que está sin destino.
  • No te puedes dar por vencido fácilmente.
  • Hay personas que no son fáciles de encontrar, hay otras que no son fáciles de conquistar.
  • Por eso Dios nos necesita, para que seamos parte de su equipo de conquista.
  • Buscar a las ovejas perdidas requiere paciencia y amor. Jesús dejaba que los publicanos y pecadores se sentaran con el en la mesa, aunque fuera mal visto por los demás.

JESÚS NO SE RINDIÓ CONTIGO NO TE RINDAS

POR LOS QUE LO NECESITAN A ÉL.

  1. CUANDO ENCUENTRES, ES TIEMPO DE CELEBRAR.

Y cuando la encuentra, lleno de alegría la carga en los hombros 6 y vuelve a la casa. Al llegar, reúne a sus amigos y vecinos, y les dice: “Alégrense conmigo; ya encontré la oveja que se me había perdido.”

  • Cuando alguien que estaba perdido es encontrado no es tiempo de regaños o juicios es tiempo de celebración.
  • Tampoco es tiempo de preguntar las razones por las que se perdió, es tiempo de traerlos al calor del hogar.
  • Cuando encuentras algo perdido, no regañas, ni reclamas, sino que te llenas de alegría.

7 Les digo que así es también en el cielo: habrá más alegría por un solo pecador que se arrepienta, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse.

  • Cuando te encuentras con Jesús hay alegría en el cielo, puedes comprender cuan grande es el amor de Dios que es eso lo que le da más alegría.
  • Cuando entendí cuan amada era por Dios, tome la decisión de amarlo de vuelta y porque lo amo, lo que más disfruto es hacer lo que lo hace feliz a Él.