ES UN URGENTE COMPARTIR LA SALVACION: “INVITADO A LA MESA DEL REY”

  • Hemos estado aprendiendo las semanas anteriores acerca de la urgencia que hay en compartir la salvación que de Dios hemos recibido.
  • Este es el tesoro más preciado que podrías recibir, y así como lo recibiste por amor, es necesario que lo compartas con otros por amor.
  • Hoy quiero compartir contigo acerca del honor que los hijos de Dios recibimos de ser invitados a sentarnos a la mesa del Rey.
  • Imagínate que el Dios creador del universo te invite a sentarse a su mesa como su invitado especial.
  • Dios no solo te da el honor de invitarte a su mesa, sino que hace su mensajero para que invites a otros a comer con El.

 

  • DIOS ES EL SUSTENTO DE TU VIDA.

Salmos 23 (RVR1960)

1 El SEÑOR es mi pastor, nada me faltará. 2 En lugares de verdes pastos me hace descansar; junto a aguas de reposo me conduce. 3 El restaura mi alma; me guía por senderos de justicia por amor de su nombre. 4 Aunque pase por el valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me infunden aliento. 5 Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del SEÑOR moraré por largos días.

 

  • Para aquellos que han decidido hacer de Dios su Señor Él tiene promesas de:
  • Guía.
  • Protección.
  • Unción.
  • Bien y misericordia.
  • Pero hay una promesa especial que hoy quiero enfatizar…

 

5 Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos…

 

“Preparar”:

Arreglar las cosas necesarias para realizar algo o para un fin determinado.

“Mesa: Sulham)”:

La mesa del Rey, una mesa para usos santos. Una mesa especial para los escogidos.

  • Qué grande es saber que nuestro Padre creador se toma el tiempo de prepararnos y servirnos una comida espiritual.
  • En el menú hay platos que Dios prepara y les sirve a todos, pero hay otros platos que Dios te los prepara y te los sirve de acuerdo a tus necesidades.
  • Pero eso no es todo, Dios te atiende y te consiente delante de tus enemigos, y esto se refiere a todas las entidades espirituales que pelean en contra tuya.

Efesios 6:12 (NVI)

12 Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales.

  • Dios ha prometido llenar todas tus necesidades y darte la victoria si tú decides confiar y rendirte a Él.

¿Quién invita a la mesa del Rey?

¿Para cuantos hay espacio en la mesa del Rey?

  1. INVITADOS A LA MESA DEL REY

Lucas 14:15-24 (NVI)

15 Al oír esto, uno de los que estaban sentados a la mesa con Jesús le dijo: -¡Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios! 16 Jesús le contestó: -Cierto hombre preparó un gran banquete e invitó a muchas personas. 17 A la hora del banquete mandó a su siervo a decirles a los invitados: “Vengan, porque ya todo está listo.” 18 Pero todos, sin excepción, comenzaron a disculparse. El primero le dijo: “Acabo de comprar un terreno y tengo que ir a verlo. Te ruego que me disculpes.” 19 Otro adujo: “Acabo de comprar cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlas. Te ruego que me disculpes.” 20 Otro alegó: “Acabo de casarme y por eso no puedo ir.” 21 El siervo regresó y le informó de esto a su señor. Entonces el dueño de la casa se enojó y le mandó a su siervo: “Sal de prisa por las plazas y los callejones del pueblo, y trae acá a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos.” 22 “Señor -le dijo luego el siervo-, ya hice lo que usted me mandó, pero todavía hay lugar.” 23 Entonces el señor le respondió: “Ve por los caminos y las veredas, y oblígalos a entrar para que se llene mi casa. 24 Les digo que ninguno de aquellos invitados disfrutará de mi banquete.”

  1. EL GRAN BANQUETE DE DIOS PARA LA HUMANIDAD.
  • Esta historia es una representación del mundo espiritual y del Reino de Dios.
  • El Señor (El Rey) es quien ofrece la cena, el mismo Dios del universo quiere tener en su mesa a su creación.

“Banquete: Deipnon”.

Fiesta, celebración, símbolo celebración de la salvación, la cena del Señor.

  • Es un gran banquete y es para muchos, es tan suficiente este banquete que todos los seres humanos sobre la faz de la tierra tienen un lugar asegurado en esta mesa.
  • Esto no solo se refiere a lo que Dios tiene preparado para la eternidad, sino también las bendiciones y la plenitud que Él quiere que sus hijos vivan en la tierra.

¿Quién necesita sentarse a la mesa del Rey?

  • “TODO EL QUE NECESITE LA PLENITUD DE DIOS EN SU VIDA”.

“EN LA MESA DEL REY HAY PLENITUD PARA TODOS LOS QUE SE SIENTEN EN ELLA”

¿Quién invita a la cena del Rey?

  1. LOS SIERVOS DE DIOS SON LOS QUE INVITAN A LA CENA.

17 A la hora del banquete mandó a su siervo a decirles a los invitados: “Vengan, porque ya todo está listo.”

  • No es El Señor quien invita al banquete, Él manda a sus siervos a invitar.
  • El siervo hizo el anuncio de que todo estaba listo, y paso lo inesperado: TODOS COMENZARON A EXCUSARSE.

¿Por qué alguien puede rechazar una invitación a un banquete?

  • Porque la persona quien ofrece la cena no es importante para Él o Ella.
  • Porque piensa que la cena no es buena.
  • Porque no necesitan que lo inviten.
  • Porque tienen otras prioridades.
  • En este caso las excusas tenían que ver con posesiones y afanes de la vida:
  • Acabo de comprar un terreno…
  • Acabo de comprar cinco yuntas de bueyes…
  • Acabo de casarme…

“Esta es la figura de los judíos, del pueblo de Dios, quienes no reconocieron a Jesús como el Mesías”.

  1. EL SEÑOR SE ENOJÓ Y ABRIÓ EL BANQUETE PARA LOS NECESITADOS.

“Sal de prisa por las plazas y los callejones del pueblo, y trae acá a los pobres, a los inválidos, a los cojos y a los ciegos.

  • El Señor ahora le da la oportunidad a los que en la vida no les ha ido bien, que quizá no tendrían excusas.
  • Pero con ellos también lo inesperado: ALGUNOS TAMBIEN SE EXCUSARON.

Mateo 5:3-6 (NVI)

3 «Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece. 4 Dichosos los que lloran, porque serán consolados. 5 Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia. 6 Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

  • Debemos ayudarles a las personas a identificar y reconocer su necesidad de Dios en su vida.
  • Dios los está invitando a un banquete en el cual serán saciados, y aun así algunos no lo logran entender, esto es triste.
  1. EL SEÑOR LE DIJO AL SIERVO QUE ENTONCES FUERA MÁS ALLÁ DE LOS LÍMITES Y QUE HICIERA LO NECESARIO PARA LLENAR SU CASA.
  • Para Dios es importante que su casa este llena de los que valoran lo que Él ha preparado para ellos.
  • La clave aquí es que El siervo era ahora el responsable de que se llenara la casa de su Señor.

¿Por qué obligarlos a entrar?

La palabra literalmente significa: CONVÉNCELOS.

  • Haz lo que tengas que hacer para que entren a mi casa.
  • No escatimes esfuerzos.
  • Ni te rindas sino quieren.
  • No aceptes más excusas.

“NOSOTROS QUE YA NOS SENTAMOS EN LA MESA DEL REY SOMOS LOS QUE REPRESENTAMOS AL SIERVO”