“INVIERTE TU VIDA COMPLETAMENTE”.

Hoy vamos a hablar de entregarnos completamente a las personas que realmente importan y en las que podemos hacer la diferencia.

Todos tenemos el poder para decidir de que manera nos entregamos a los demás.

Entre más dispuestos estemos a entregarnos en una relación o en beneficio de alguien, veremos mejores frutos.

Por ejemplo, el tipo de relación que tienes con tu familia es el resultado del nivel de entrega de cada uno a esa relación.

Lo mismo ocurre en una amistad.

EJEMPLO:

  • Jesús es nuestro ejemplo de entrega total.
  • El dejó el cielo y se entregó completamente a su misión de salvarnos y darnos una nueva oportunidad.
  • Por 33 años el Hijo de Dios dejó el cielo y se entregó completamente al plan de su padre.

Juan 12:24 (NVI)

24 Ciertamente les aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, se queda solo. Pero si muere, produce mucho fruto.

  • Jesús comparó su vida con una semilla.
  • Semilla que tenía que ser sembrada para producir fruto.

¿Qué es una semilla?:

Grano que al caer o ser sembrado produce nuevas plantas de la misma especie.

  • Una semilla es capaz de reproducir una planta de su misma especie.
  • Una semilla para que produzca de acuerdo con su potencial debe de ser sembrada.
  • Bajo las condiciones correctas esta semilla se abre y libera su potencial.
  • Somos como una semilla con un gran potencial por dentro.
  • Sembrarse es entregarse a algo plenamente, es el sinónimo de morir (abrirse) y dejar que todo lo que está adentro de nosotros salga.
  • Muchas veces no nos entregamos totalmente a lo que es más importante.
  • Muchas veces nos distraemos y nos dividimos, no damos lo mejor de nosotros, por lo tanto, no producimos lo que podríamos.

Una mentira que hemos creído:

Que las multitareas producen resultados. Si estamos haciendo varias cosas al mismo tiempo, nuestra atención se divide y nuestros resultados se diluyen. Es mejor trabajar secuencialmente. Ósea enfocarte en una sola cosa y al terminar enfocarte en la siguiente.

Hablemos entonces de las personas que realmente importan y en quien podemos hacer la diferencia.

  • Un elemento muy importante en este proceso de dar fruto es el terreno o ambiente al cual te vas a entregar.
  • Hoy vamos a hablar de 3 tierras o ambientes en dónde es vital sembrar tu vida plenamente.
  1. INVIERTE TU VIDA EN EL REINO DE DIOS
  • Al vivir en un mundo tan lleno de distracciones, es fácil para los hijos de Dios vivir una vida “normal”, en la cual la relación e intimidad con Dios se convierte en algo secundario.
  • Nuestra relación con Él se convierte una pequeña parte de nuestras vidas.
  • La necesidad real que tenemos es que Dios sea el todo de nuestra vida y no solo parte.
  • Como hijos de Dios pertenecemos a Su Reino, nuestro ambiente natural es lo sobrenatural, pero la verdad es que algunas veces nosotros escogemos el ambiente de la tierra antes que el espiritual, por que nuestra naturaleza pecaminosa nos atrae a esto.

Las dos maneras prácticas que Dios ha establecido para entregarnos a Él son: ORAR Y MEDITAR EN SU PALABRA.

ORAR: tomar tiempo para hablar con Dios.

Mateo 6:6 (NVI)

6 Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

  • Necesitamos orar.

DEBEMOS PERMANECER EN LA PALABRA DE DIOS:

Juan 15:7 (NVI)

7 Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá.

  • La Biblia, la Palabra de Dios debe ser nuestro alimento espiritual diario.
  • No deberíamos alimentarnos de otras cosas más que de la Palabra de Dios.
  • Debemos entregarnos (sembrarnos) de verdad en nuestra relación con Dios.
  • Esto es como “respirar oxigeno espiritual” cada día.
  • Es una necesidad, es una prioridad.
  • Hay grandes beneficios y recompensas: TE RECOMPENSARÁ, ESCUCHARÁ Y RESPONDERÁ TUS ORACIONES.
  1. INVIERTE TU VIDA A TU FAMILIA.

Salmos 127:1 (NVI)

1 Si el SEÑOR no edifica la casa, en vano se esfuerzan los albañiles.

Necesitamos edificar nuestro hogar y a nuestra familia.

Mateo 7:24-25 (NVI)

24 »Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. 25 Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.

  • El regalo más preciado que Dios te ha dado en la tierra es tu familia.
  • Es importante que entiendas que no solo puedes esperar de tu familia, sino que tu familia necesita lo que tienes para darles.
  • Hoy en día hay muchas familias que viven en la misma casa, pero cada uno en su propio mundo.

Según las estadísticas la mala o falta de comunicación es una de las razones principales para la desintegración familiar.

  • Una de las razones más grandes por las cuales las familias están perdiendo comunicación es por la tecnología.
  • No hay problema, ni es pecado la tecnología, el problema es que la tecnología robe calidad a la relación familiar.
  • De hecho, los padres dicen que lo que hoy más les dificulta educar a sus hijos es la tecnología.

Andy Crouch autor del libro “The Tech-Wise Family” dice:

 

“Si no aprendemos a poner la tecnología, en todas sus formas, en su lugar adecuado, perderemos muchas de las mejores partes de la vida en una familia. Determinar el lugar adecuado para la tecnología en nuestra familia y etapa particular de la vida requiere discernimiento y no solo una fórmula simple. Pero casi cualquier cosa es mejor que dejar que la tecnología nos abrume con su configuración predeterminada, tomando control de nuestras vidas e impidiendo nuestro crecimiento en las formas que realmente importan. Y creo que hay algunas cosas que son verdaderas en cada etapa de la vida: “La tecnología está en su lugar cuando nos ayuda a unirnos con las personas reales que nos han dado para amar”, insiste Crouch. “La tecnología está en su lugar cuando comienza una gran conversación; cuando nos ayuda a cuidar los cuerpos frágiles que habitamos. La tecnología está en su lugar apropiado cuando nos ayuda a cultivar respeto por el mundo creado del que somos parte y responsables administrar. La tecnología está en su lugar apropiado solo cuando la utilizamos con intención y cuidado “.

“MI CONSEJO PARA TU FAMILIA ES: PON A LA TECNOLOGÍA EN SU LUGAR”.

  • Nada ni nadie puede tener más importancia que tu familia.
  • Cada uno de ellos te necesita y tienes algo que hará mejorar sus vidas.
  • Dales calidad te tiempo y atención.
  • Necesitas entregarte plenamente a tu familia, a las personas con quien Dios escogió que vivieras.

¿Cuántas veces en las ultimas semanas has perdido la oportunidad de darle tiempo a tu familia por actividades no importantes o por la tecnología?

  • Especialmente si eres padre o madre, que te entregues a tu familia es muy importante.
  1. INVIERTE TU VIDA EN TU IGLESIA.

Mateo 16:18 (NVI)

18 Yo te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella.

  • Jesús dijo que Él edificaría a Su iglesia.
  • Él la comenzó y lo continúa haciendo a través de sus discípulos.
  • Los que hemos creído en Jesús como Salvador también hemos sido llamados a edificar Su iglesia.
  • Él cuenta con nosotros.
  • Es necesario que nos entreguemos completamente a esta santa misión también.

Efesios 5:25 (NVI)

25 Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella.

  • Cristo se entregó por Su iglesia y se sacrificó, nosotros debemos imitar su ejemplo.
  • La misión que tenemos de parte de Dios se conoce como la gran comisión.
  • La gran comisión es el mandato que Jesús nos dejó. Ir y hacer discípulos.

1 Pedro 2:4-5 (NVI)

4 Cristo es la piedra viva, rechazada por los seres humanos pero escogida y preciosa ante Dios. Al acercarse a él, 5 también ustedes son como piedras vivas, con las cuales se está edificando una casa espiritual.

  • Cada uno de nosotros los hijos de Dios somos responsables de entregarnos a la edificación de Su iglesia en esta tierra.
  • Tenemos una misión que cumplir para Dios, misión por la cual Jesucristo pagó con su vida.

Efesios 5:25 (NVI)

25 Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella.

Si quieres ver mejores frutos en tus relaciones más importantes, es necesario que decidas entregarte completamente a ellas hoy.

Entrégate completamente:

  • Al Reino de Dios.
  • A tu Familia.
  • A tu iglesia.