“ESPERANZA QUE NO DEFRAUDA”.

  • Por nuestra fe en Jesús recibimos la vida eterna y una nueva vida en esta tierra.
  • Tenemos “ESPERANZA” eterna y “ESPERANZA” terrenal.
  • Si Dios a través de Jesús nos ha dado una nueva vida de la cual podemos esperar lo mejor, debemos aprender a vivir en esa esperanza.
  1. TRES VIRTUDES (CAPACIDADES) PARA VIVIR.

1 Corintios 13:13 (NVI)

13 Ahora, pues, permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor. Pero la más excelente de ellas es el amor.

  • Los dos mandamientos más importantes tienen que ver con el amor: Amar a Dios y amar al prójimo.
  • Por amor debemos aprender a vivir.
  • Debes vivir siempre esperando un futuro mejor.
  • Mi esperanza es el futuro que espero, la fe es el vehículo que me lleva desde mi presente hasta mi esperanza y la gasolina de mi vehículo es el amor.
  1. LA FE ES EL VEHÍCULO QUE ME LLEVA DESDE MI PRESENTE HASTA EL FUTURO QUE ESPERO.

Hebreos 11:1-3 (NVI)

1 Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve. 2 Gracias a ella fueron aprobados los antiguos. 3 Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.

  • La fe es la confianza del diario vivir que me acerca al futuro que espero cada día.
  • Debo de tener muy claro lo que espero y debo hablarlo constantemente.

“LA PALABRA TIENE EL PODER DE PRODUCIR”

  1. LA FE ES MOVIMIENTO…ES VIVIR… ES ACTUAR… ES CAMINAR.

2 Corintios 5:7 (NVI)

Vivimos por fe, no por vista.

  • La fe verdadera es acción.
  • La fe cree, habla y actúa. (La fe sin obras se muere).

Santiago 2:17 (NVI)

17 Así también la fe por sí sola, si no tiene obras, está muerta.

¿Quién o qué asegura mi futuro?

  1. DIOS TIENE UN FUTURO BUENO PARA TI, PERO LO DEBES CREER.

Jeremías 29:11 (NVI)

11 Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes -afirma el SEÑOR-, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.

  • Dios tiene un plan para tu vida.
  • Sus planes son buenos.
  • Nada de lo malo que te ha pasado ha sido un plan de Dios.
  • Caminando con Él puedes esperar el mejor futuro.

¿Qué esperas de tu futuro?

  1. TU ESPERANZA DEBE ESTAR SINCRONIZADA CON LAS PROMESAS DE DIOS.

Proverbios 23:17-18 (NVI)

17 No envidies en tu corazón a los pecadores; más bien, muéstrate siempre celoso en el temor del SEÑOR. 18 Cuentas con una esperanza futura, la cual no será destruida.

  • El secreto de un futuro mejor es que esté de acuerdo con las promesas de Dios.
  • No puedes anhelar lo que los impíos han logrado y tienen.
  • Por supuesto que puedes inspirarte en los hijos de Dios que han logrado resultados.

Proverbios 11:23 (NVI)

23 Los deseos de los justos terminan bien; la esperanza de los malvados termina mal.

  • Al final el resultado dependerá de nuestras motivaciones y de quien nos ayudó a lograr nuestros resultados.
  • Esto comienza con la vida eterna (de nada le sirve al hombre ganarse el mundo y perder su alma).

¿Qué debo hacer cuando las cosas no avanzan como quisiera?

“Ten paciencia, ósea, perseverancia en tu caminar por fe”.

  1. CUANDO LAS COSAS NO VAN COMO TU QUISIERAS LA CLARIDAD DE LA ESPERANZA TE MANTIENE FIRME.

Hebreos 6:19 (NVI)

19 Tenemos como firme y segura ancla del alma una esperanza que penetra hasta detrás de la cortina del santuario.

  • Cuando las cosas no van bien, y tus emociones y pensamientos no son las mejores, tu esperanza te sirve de ancla.
  • Siempre debes tener una fotografía clara en tu mente de lo Dios te ha prometido.

Debes tener siempre a tu lado personas que te apoyen en momentos difíciles y de duda, personas de esperanza, que no te dejen alejar de tu camino de fe.

“Ten establecido claramente en tu mente el futuro que esperas”.

  1. LA FE QUE ALCANZA LAS PROMESAS ES LA QUE TIENE PACIENCIA Y PERSEVERANCIA.

Hebreos 6:12 (NVI)

2 No sean perezosos; más bien, imiten a quienes por su fe y paciencia heredan las promesas.

  • Debemos imitar a aquellos que lo han logrado.
  • Imitar su capacidad de resistir y de avanzar hasta que ven hecho una realidad el futuro que esperan.

Romanos 5:3-5 (RVR1960)

3 Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; 4 y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; 5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.