EL PODER DE TUS PALABRAS

(ASI LO CREO, ASI LO DIGO, Y ASI SERÁ).

  • Dios crea hablando, Su Palabra es una orden.
  • Si somos hijos de Dios también somos creadores, nuestras palabras tienen poder.

Hebreos 11:3 (NVI)

3 Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.

 

  1. NÚTRETE CON PALABRAS DE VIDA.

Proverbios 18:20-21 (NVI)

20 Cada uno se llena con lo que dice y se sacia con lo que habla. 21 En la lengua hay poder de vida y muerte; quienes la aman comerán de su fruto.

  • Muchas veces no le ponemos atención a lo que hablamos y nos acostumbramos a decir cosas que terminan construyendo la vida que no queremos.
  • La biblia es clara con respecto al poder que tiene lo que hablamos: Vida o muerte.
  • Por esto debemos escoger muy bien las palabras que salen de nuestra boca, porque estas nos nutrirán o nos intoxicarán.

“Debes ponerle mucha atención a tus palabras”.

Mateo 15:11 (NVI)

11 Lo que contamina a una persona no es lo que entra en la boca sino lo que sale de ella.

  1. BENDICE A LOS QUE TE OYEN.

Santiago 3:3-6 (NVI)

4 Fíjense también en los barcos. A pesar de ser tan grandes y de ser impulsados por fuertes vientos, se gobiernan por un pequeño timón a voluntad del piloto. 5 Así también la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas. ¡Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa! 6 También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno, prende a su vez fuego a todo el curso de la vida.

Así como nuestras palabras nos nutren o contaminan, de las misma manera nuestras palabras tienen el poder de bendecir y el poder de maldecir a otros.

No debes usar tu boca para destruir a otros sino para edificarlos.

  1. TUS PALABRAS TIENEN PODER SOBRENATURAL

Marcos 11:22-24 (NVI)

22 -Tengan fe en Dios -respondió Jesús-. 23 Les aseguro que si alguno le dice a este monte: “Quítate de ahí y tírate al mar”, creyendo, sin abrigar la menor duda de que lo que dice sucederá, lo obtendrá. 24 Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán.

  • Cuando hablamos declaramos nuestro futuro por la fe.
  • Cuando hablamos palabras de fe determinamos hacia a donde queremos ir.
  • Cuando hablamos para pedirle a nuestro Padre Celestial El escucha y envía Su respuesta.
  1. HABLA PALABRAS DE FE.

Mateo 8:5-10 (NVI)

5 Al entrar Jesús en Capernaúm, se le acercó un centurión pidiendo ayuda. 6 -Señor, mi siervo está postrado en casa con parálisis, y sufre terriblemente. 7 -Iré a sanarlo -respondió Jesús. 8 -Señor, no merezco que entres bajo mi techo. Pero basta con que digas una sola palabra, y mi siervo quedará sano. 9 Porque yo mismo soy un hombre sujeto a órdenes superiores, y además tengo soldados bajo mi autoridad. Le digo a uno: “Ve”, y va, y al otro: “Ven”, y viene. Le digo a mi siervo: “Haz esto”, y lo hace. 10 Al oír esto, Jesús se asombró y dijo a quienes lo seguían: -Les aseguro que no he encontrado en Israel a nadie que tenga tanta fe.

  • Jesús identificó la fe del centurión romano por lo que dijo.
  • Tus palabras dichas con fe se convierten en una orden.
  • Tus palabras dichas con fe activan el mundo espiritual.

“Decide hablar con fe”

ASI LO CREO, ASI LO DIGO Y ASI SERÁ

LA PRUEBA DE QUE DIOS ESTÁ CONTIGO ES: QUE LO QUE HABLAS CON FE EL PADRE LO REALIZA.

Juan 14:10 (NVI)

10 ¿Acaso no crees que yo estoy en el Padre, y que el Padre está en mí? Las palabras que yo les comunico, no las hablo como cosa mía, sino que es el Padre, que está en mí, el que realiza sus obras.