“DIVIDE Y CONQUISTARAS”.

  • Hoy vamos a aprender a identificar una de las estrategias más poderosas y destructivas que usa el diablo en contra de familias, empresas, iglesias e incluso países.
  • Esa arma y estrategia se llama: DIVISIÓN.
  • La estrategia principal de nuestro enemigo es dividir y poner a pelear a las personas de una misma familia, una misma empresa, o una misma iglesia, o el mismo Reino de Dios.

“Los ataques más feroces y fuertes no vienen desde afuera, sino desde adentro”.

“Las ofensas más dolorosas no son las que causan tus enemigos, sino las personas que amas y tienes cerca”.

“Divide y conquistarás”, es un clásico en las estrategias del arte de la guerra para debilitar y someter a los pueblos o grupos.

Marcos 3:24-25 (RVR1960)

24 Si un reino está dividido contra sí mismo, tal reino no puede permanecer. 25 Y si una casa está dividida contra sí misma, tal casa no puede permanecer.

  • Dividir es separar en partes algo, es provocar que una parte se separe del todo.
  • Satanás sabe que lo que tiene más poder destructor en la vida de alguien es cuando es atacado o está en división con la gente que ama, con la gente que tiene cerca.
  • Su plan es hacer que cada bando crea que está en la razón y que tiene todo el derecho de atacar al otro.

Formas de División en una familia:

  • Los esposos en guerra.
  • Los padres en guerra contra los hijos.
  • Los hijos en guerra contra los padres.
  • Los hijos en guerra contra sus hermanos.

Formas de División en un negocio u organización:

  • Los gerentes en guerra.
  • Los jefes en guerra contra sus empleados.
  • Los empleados en guerra contra sus jefes.
  • Los empleados en guerra contra otros empleados.

Formas de División de la iglesia iglesia:

  • Los cristianos con visiones diferentes, criticándose y chismeando los unos de los otros.
  • Cada uno enfocado en su propia agenda y no en la agenda del bien común.
  • Esto ocurre cuando algunas cosas toman más importancia que la visión y el Sueño de Dios.

 

  • LA ESTRATEGIA DEL DIABLO HA SIDO LA MISMA SIEMPRE: DIVIDIR.

Isaías 14:12-15 (NVI)

12 ¡Cómo has caído del cielo, lucero de la mañana! Tú, que sometías a las naciones, has caído por tierra. 13 Decías en tu corazón: «Subiré hasta los cielos. ¡Levantaré mi trono por encima de las estrellas de Dios! Gobernaré desde el extremo norte, en el monte de los dioses. 14 Subiré a la cresta de las más altas nubes, seré semejante al Altísimo.»15 ¡Pero has sido arrojado al sepulcro, a lo más profundo de la fosa!

  • Satanás es un experto en causar división, lo ha hecho desde el principio.
  • Satanás se llenó de orgullo, ambición egocéntrica, justicia propia, juicio.
  • Este comenzó una rebelión en el cielo que provocó la expulsión de 1/3 de los ángeles del cielo junto a Él.
  • Seguramente su discurso con los ángeles fue el mismo que uso con Eva: “Ser como Dios y no tener que depender de Él”.
  • Esa ha sido su estrategia desde el principio.
  • Dividió al hombre de Dios. (El pecado original)
  • Dividió al hombre de su mujer. (Adán y Eva)
  • Dividió a los hermanos (Caín y Abel).
  • Desde el principio de la creación en adelante vemos la historia de división de los seres humanos y el diablo ganando batallas atacando desde adentro de su enemigo.

“ESA MISMA ES LA TENTACIÓN QUE ENFRENTAMOS HOY EN DÍA: SER NUESTROS PROPIOS DIOSES Y NO TENER QUE DEPENDER NI DE DIOS NI DE NADIE”.

LA META DEL DIABLO ES CAUSAR DIVISIÓN  EN TODO NIVEL POSIBLE.

  • LA DIVISIÓN ES UNA TENDENCIA NATURAL DEL SER HUMANO.

1 Corintios 1:10 (NVI)

10 Les suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que todos vivan en armonía y que no haya divisiones entre ustedes, sino que se mantengan unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito.

  • El apóstol Pablo le suplica (Pedir a alguien una cosa con humildad, sumisión y vehemencia) que mantengan la armonía y que se cuiden de la división.
  • Mantener la unidad requiere esfuerzo, humildad y determinación.
  • Se necesita una visión, una misma dirección que todos sigan para poder mantener la unidad.

TU FAMILIA, TU NEGOCIO, LA IGLESIA NECESITA UN PROPÓSITO…

Si no hay un destino claro, es fácil que cada uno busque y encuentre su propio camino.

Cuando hay más de un camino habrá división.

Alguien tiene que establecer el camino, alguien tiene que tomar el liderazgo y definir la dirección.

TU FAMILIA TU NEGOCIO, LA IGLESIA NECESITA UN LIDER…

No todos pueden ser el líder, alguien debe serlo y otros deben seguirlo.

Alguien tiene que tomar decisiones por el bien común.

TU FAMILIA, TU NEGOCIO, LA IGLESIA RECIBE UNA INFLUENCIA ESPIRITUAL…

Siendo la división la estrategia principal del diablo, el se encarga de crear un ambiente negativo, de competencia y de juicio entre los miembros de una familia, negocio, iglesia o país.

Espíritus malignos pueden engañar a las personas haciéndolas creer que están haciendo lo correcto causando division.

Efesios 4:3-6 (NVI)

3 Esfuércense por mantener la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. 4 Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una sola esperanza; 5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo; 6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos y por medio de todos y en todos.

 

  • Una persona que vive causando división es una persona que busca posición y reconocimiento.
  • DONDE HAY PERSONAS HAY OPORTUNIDAD DE EXPERIMENTAR DIVISIONES.

Gálatas 5:19-21 (NVI)

19 Las obras de la naturaleza pecaminosa se conocen bien: inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; 20 idolatría y brujería; odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos 21 y envidia; borracheras, orgías, y otras cosas parecidas. Les advierto ahora, como antes lo hice, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Nuestra naturaleza es:

  • Egocéntrica.
  • Muchas veces nos sentimos con el derecho de juzgar y criticar a los demás.
  • Pensamos que nuestro punto de vista u opinión con respecto a algo es lo correcto y los demás están equivocados.
  • Recuerda que no siempre tienes la razón.
  • Recuerda que cuando señalas a alguien con un dedo hay 3 más que te están apuntando.
  • LAS OFENSAS ABREN LA PUERTA A LA BATALLA.

 

Proverbios 18:19 (LBLA)

19 El hermano ofendido es más difícil de ganar que una ciudad fortificada, y las contiendas son como cerrojos de fortaleza.

  • Cuando señalamos a alguien es porque nos ofendió directa o indirectamente.
  • Nos ofendemos cuando juzgamos que alguien está haciendo algo con lo que no estamos de acuerdo.

“ES TAN FACIL OFENDERSE PORQUE SIEMPRE TENEMOS PERSONAS A NUESTRO ALREDEDOR QUE HACEN COSAS QUE NO NOS PARECEN, PERO ESTO NO SIGNIFICA QUE NOSOTROS TENEMOS LA RAZON”.

5- DIOS NOS LLAMA A VIVIR EN ARMONIA PARA PODER BENDECINOS.

Salmos 133 (LBLA)

1 Mirad cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos habiten juntos en armonía. 2 Es como el óleo precioso sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, que desciende hasta el borde de sus vestiduras. 3 Es como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sion; porque allí mandó (ordena) el SEÑOR la bendición, la vida para siempre.

  • Dios ordena que su bendición se manifieste cuanto estas en armonía con tus hermanos espirituales.
  • Como creyentes estamos llamados a trabajar juntos en unidad con el propósito de cumplir con el propósito de Dios.
  • Hemos sido llamados a servirnos los unos a los otros en amor en la casa de Dios.
  • Es por eso importante que, si alguien no te cae bien, o hace algo que te dañe no la critiques, no la juzgues, no chismees de el o de ella, más bien ora por esa persona y busca arreglar la situación.
  • Jesús declaro que la unidad es la señal más poderosa para el mundo acerca del amor de Dios.
  • No te enfoques en las diferencias, enfócate en los puntos de unidad, no te enfoques en lo que no te gusta, enfócate en lo que te gusta de los demás.
  • Se humilde y recuerda que tú no necesariamente tienes la razón.

“RECUERDA LA UNIDAD Y LA ARMONIA ATRAE LA BENDICIÓN DE DIOS, LA DIVISIÓN LA ALEJA”.

¿Estás causando división en tu familia, en tu lugar de trabajo, o en la iglesia?

¿Crees que tú tienes la razón siempre?

¿Te es fácil ofenderte y resentirte con los que hacen lo que no te gusta?