SEMANA #1: “UNO CON DIOS”

21 días de ayuno y meditaciones devocionales.

 Una de las oraciones más significativas que hizo Jesús durante su vida en la tierra, fue por la unidad de las personas que habían creído en Él y había decidió seguirle.

Juan 17:21 (NTV)

21 Te pido que todos sean uno, así como tú y yo somos uno, es decir, como tú estás en mí, Padre, y yo estoy en ti. Y que ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste.

  • Jesús literalmente le pidió a su padre para que les diera a sus seguidores el poder de ser indivisibles, el poder de mantenerse siendo UNO.
  • El ejemplo que El uso para la unidad por la cual Él estaba pidiendo fue la relación que tenía con su Padre: “así como tú y yo somos uno”.
  • En los próximos 21 días tendrás la oportunidad de leer la Palabra de Dios, orar y ayunar, esto te permitirá acercarte a Dios, unirte a tu familia y conectarte con tu familia espiritual de una manera especial.
  • Recuerda que la combinación de la oración, la lectura de la Palabra de Dios y el ayuno, produce una fuerza poderosa y capaz de desatar el potencial que Dios ha puesto dentro de ti.
  • Este potencial al ser liberado puede llevarte a desarrollar una amistad y cercanía con Dios como jamás imaginaste tener. Además, puede ayudarte a unirte a tu familia como nunca antes, y también puede conectarte con tu iglesia lograr los resultados que has anhelado en tu vida.

¿Quién necesita ser UNO con Dios, con su familia y con su iglesia?

  • Todos y cada uno de nosotros necesitamos experimentar el poder que hay en la verdadera unidad.
  • La unidad te hace más fuerte, te hace más efectivo, te da más seguridad y más feliz. Dios nos creó con la capacidad y la necesidad de relacionamos. Entre mejor nos relacionamos más plenitud experimentamos en nuestra vida. Toma la decisión hoy de abrir tu corazón de una manera especial en estos 21 días a Dios, te aseguro que tu vida no ser la misma.

¿Qué debes hacer para que este tiempo sea efectivo y transformador en tu vida?

 

  1. DEDÍCATE A BUSCAR A DIOS DE UNA MANERA ESPECIAL.
  • Durante este tiempo debes detenerte y buscar a Dios de una manera especial, profunda y con seriedad.

Eclesiastés 4:12 (NVI)

12 Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!

  • Para nosotros, los hijos de Dios hay tres disciplinas espirituales que combinadas producen fortaleza espiritual, gozo, pasión y efectividad en la vida: ORACIÓN, LECTURA Y MEDITACIÓN EN LAS ESCRITURAS Y EL AYUNO.

 

  • ORACIÓN:

Mateo 6:5-6 NVI

6 Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

  • Cuando hablamos de oración nos referimos a nuestras conversaciones con Dios.
  • Aunque es una de las disciplinas espirituales más conocidas es una de las más abandonadas.

“LA ÚNICA MANERA DE APRENDER A ORAR ES ORANDO”.

  • LA LECTURA Y MEDITACIÓN DE LAS ESCRITURAS:

Lucas 4:3-4 RV60

4 Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.

  • La lectura y meditación de las escrituras es vital para nuestra fortaleza y crecimiento espiritual, sin embargo, también es relegada hoy en día por los hijos de Dios.
  • Las muchas distracciones de este mundo hacen que quiten la mirada de conocer y cumplir con lo que Dios ha establecido.

 

  • AYUNO:

Mateo 6:17-18
(NVI)

17 Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara 18 para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino sólo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

  • La tercera disciplina espiritual que es muy importante es el ayuno. Dicho de una manera sencilla, ayunar es restringirte de lo material para buscar fortaleza espiritual.

LA COMBINACIÓN DE ESTAS TRES DISCIPLINAS ESPIRITUALES PROVOCA QUE EL PODER SOBRENATURAL DE DIOS SE MANIFIESTE DE UNA MANERA CONTUNDENTE.

¿Cuál es el propósito de esta primera semana de ayuno?

  1. UNO CON DIOS: ACERCATE A DIOS PADRE CREADOR.

Santiago 4:8 a (NTV)

8 acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes.

  • La primera semana de nuestro tiempo de oración, meditación y ayuno es poder acercarnos a Dios como nunca.
  • Si sientes que tu relación con Dios está estancada, esta semana puede hacer la diferencia.

1 Juan 4:19 (NVI)

19 Nosotros amamos a Dios porque él nos amó primero.

Mateo 6:9-10 (NVI)

9» Ustedes deben orar así:»”Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, 10 venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

¡Abre tu corazón y descubre el camino para convertirte en UNO con tu creador y Padre!